jueves, 22 de septiembre de 2011

La Creatividad, la Pobreza y los Negocios



Vendía en la calle cuadros pequeños, a bajo coste, para poder comer. Pero hacía lo que le apasionaba, o al menos lo único que sabía cómo hacer. ¿Quién hubiera pensado que este pintor luego se haría millonario? (hablo del argentino HELMUT DITSCH) ¿Quién le hubiera dado un crédito a su paupérrimo proyecto? Ser creativo es el mejor negocio, porque en nuestras construcciones aplicaremos toda la fuerza de los conocimientos que sólo nosotros, como seres únicos, tenemos. Y es en la pobreza donde auténticamente se aprende a amar lo que es de uno, la circunstancia que debemos crearnos para sobrevivir. ¿Por qué un gran compositor, futbolista, conferencista o diseñador tiene tan buenos negocios? Porque hoy más que nunca la humanidad ha sopesado y ha expuesto a los mejores, y por ello se les paga como antes no se hacía. ¿Cuánto crees que hubieras pagado por ver un concierto de Mozart, por comprar una pintura de Leonardo Da Vinci o un gol de El Rey Pelé? La atención es un recurso equitativamente distribuido a lo largo de cada vez más gente, y ésta se dirigirá de forma permanente hacia donde encuentre los mejores resultados. Esta es la gran oportunidad de ser diferente, de expresar cómo nuestros ojos miran las cosas de manera diversa, y materializarlo en instrumentos que satisfagan las necesidades de la gente. Cuando estás en crisis, cuando te es difícil hacer lo que te gusta porque no tienes tiempo o porque no puedes porque debes conseguir el dinero, es ahí, en ese punto tan intangible y como aparente, que una pequeña locura acude a tu mente y devela creativamente qué tienes que hacer para salir de donde estás. Pregúntale a los que lo hicieron, y salieron victoriosos de esa batalla. Y yo te pregunto, ¿Por qué sentado en esa oficina esperas que la suerte venga a tus brazos inocente, si no estás siendo fiel a ti mismo, a tus sueños y a los mundos que has creado de manera inconsciente? Buscas una fórmula que te dé el dinero para ser feliz, pero te aseguro que de esa manera nunca lo tendrás. ¿Quieres saber cuál es para ti el mejor negocio? Sé quien eres. ¿Estás atrapado en un umbral oscuro llamado pobreza, intentando golpear puertas que te muestren una luz? No sigas buscando en medio de la oscuridad, simplemente cierra tus ojos e imagina con todo la fuerza de tu mente lo que siempre deseaste hacer, y planifica de qué forma, parte por parte, lo irás cumpliendo. ¿Quieres conseguir a los mejores clientes? Dales algo en donde demuestres que has puesto toda tu pasión, tu creatividad y tu genio, y vendrán sonrientes.