viernes, 25 de febrero de 2011

Los Cuatro Patrones de Comportamiento de los Ricos


Lejos de ser reglas taxativas, las siguientes son observaciones resumidas y estructuradas acerca de ciertos patrones de conducta y comportamiento de los dueños de las grandes empresas de un país (quizá más que todo de mercados como latinoamérica):

Patrón 1: énfasis en lograr relaciones interpersonales valiosas, generar contactos, liderar a las personas. Esto puede resumirse en la actualmente llamada Inteligencia Emocional, y que implica tener un perfil comercial respecto de la relación con los otros.

Patrón 2: acercamiento a funcionarios políticos. Sin implicar corrupción, en la política se encuentran las grandes oportunidades para las personas y para las empresas que venden sus productos o servicios al estado. Los ricos saben manejar esta variable a discreción y conveniencia, como si fuera un recurso más en la cadena de producción de lo que venden.
Una vez hechos los contactos, y con la ayuda fundamental del Pilar 4, se pueden lograr además exenciones impositivas, promociones industriales y adjudicaciones.

Patrón 3: desarrollo de una personalidad ambiciosa. Voracidad, frialdad en la consecución de los objetivos, utilización de un comportamiento sin estructuras cuando se quiere lograr lo planificado, lo cual implica recurrir a estrategias llamadas “animales”, en el sentido de devorar a la competencia, al enemigo o al opositor. Es la utilización sin más de la “ley de la selva”, en la cual el más fuerte se come al más débil, o la tribu más poderosa arrasa con la tribu conquistada. En el aspecto empresario un ejemplo es la utilización del poder de monopolio de las empresas, y en el aspecto personal es la demostración de fortaleza espiritual de los empresarios.

Patrón 4: el principio de dar y recibir, pero en el sentido de “te hago un favor y me debes otro”. Es una estrategia que he visto ampliamente utilizada por muchos millonarios, que en su acercamiento ya sea al poder político o al poder económico-empresario, es la que les abre las puertas de manera indirecta para la entrada a los grandes negocios.

miércoles, 23 de febrero de 2011

¿Cómo construir Pilares de Riqueza, sin ninguna riqueza previa?


De mi experiencia personal, y de la lectura e investigación acerca de libros y revistas que hablan de las virtudes, aptitudes, capacidades y acciones que realizaron las personas que se hicieron ricas sin heredar fortunas, debo destacar que existe un secreto ineludible como característica particular de los grupos económicos. Muchos de los millonarios que se ponen como ejemplo, comenzaron a hacer sus fortunas con la explotación de algún recurso natural productivo (piedra caliza para cemento, petróleo, gas natural, energía y otras). Generalmente estas personas fundaron empresas desde muy jóvenes y de la nada, haciendo de intermediadores entre dos partes. Es de destacar también que los nuevos ricos, son personas que a partir de una idea generaron grandes fortunas, como las empresas de internet. Yo diría que existen cuatro pilares básicos bajo los cuales una persona, sin dinero, de la nada o desde abajo, puede acumular grandes sumas de dinero:

Pilar 1: intermediar entre una parte que trabaja y una parte que contrata, en grandes negocios vinculados con recursos naturales o servicios públicos, y con obras de la construcción para el sector público fundamentalmente. Lo principal de este pilar es lograr “entrar” en el segmento que se apunta, teniendo como motivación principal el hecho de que las compensaciones son grandes porque se toca un sector de alta facturación.
Sin embargo, resulta esencial que el negociante no quede atado enteramente al negocio que genera, en donde el principio de “hacer trabajar a otros” es preciso, con el objetivo de maximizar el tiempo disponible para realizar otros negocios. Este pilar de riqueza es el que han utilizado muchos de los que lograron hacerse millonarios, o al menos también muchos de los que alcanzaron fortunas considerables si se compara relativamente dentro de una provincia. Lo más importante a recalcar es que este tipo de pilar puede desarrollarse con tres recursos esenciales, disponibles a cualquier persona y de cualquier edad: generación o utilización de contactos personales; utilización de presentaciones personales, llamadas telefónicas o e-mails; manejo de información clave. Una cuestión muy interesante de este pilar es que el negociante no debe contar con know how especializado en lo que realiza, y que, en función de los montos de facturación, puede inmiscuirse en cualquier tipo de producto o servicio, de cualquier rubro, independientemente de su experiencia o sus capacidades específicas.

Pilar 2: lograr la representación comercial de la venta de productos de novedad. Este tipo de pilar requiere habilidades y recursos distintos a los del primer pilar. Generalmente es logrado por personas que cuentan con experiencia en el rubro, y que han sido vendedores del producto que representan, o de otros similares.

Pilar 3: montar una empresa en base a una idea novedosa.

Pilar 4
: hacer trabajar el dinero reinvirtiendo las ganancias en la expansión de los negocios iniciales, en la búsqueda de nuevos negocios, o en activos financieros.

Y podríamos sumar a estos pilares otras estrategias que los best seller de autoayuda financiera olvidan recomendar, y que sin embargo he podido observar como patrones de fortalezas que implementan muchos ricos. En la próxima entrada hablaremos de ello, pero mientras...reflexiona si alguna persona exitosa que conozcas se ha basado en alguno de los cuatro pilares.